Dona Colabora Tienda

Nuevo Índice Autonómico de Fuga de Cerebros

Melilla, la Comunidad Valenciana y Aragón obtienen los peores datos de fuga de cerebros

La primera edición del Índice Autonómico de Fuga de Cerebros (IAFC) arroja datos especialmente relevantes sobre el efecto de expulsión de jóvenes cualificados que se produce en nuestro país, al desglosarlos por comunidades autónomas. La Fundación para el Avance de la Libertad, autora del informe, ha tomado como referencia los dos segmentos etáneos siguientes a la finalización de los estudios universitarios, para los tres últimos ejercicios. Del estudio se desprende que el saldo migratorio negativo de los ciudadanos españoles respecto al extranjero varía sustancialmente de unas a otras comunidades autónomas, desde una tasa de incidencia de apenas medio punto por millar en Galicia o Navarra hasta casi nueve veces esa cifra en Melilla (4,62 por millar) o siete en la Comunidad Valenciana (3,66 por millar).

El estudio califica de “gravísima” la fuga de cerebros que padece la Ciudad Autónoma de Melilla, que no alcanza ni un punto en la escala de cero a cien del Índice. La etiqueta asignada a la Comunidad Valenciana es la de “muy grave”, apenas veinte puntos en la misma escala. Aragón, que experimenta una fortísima caída desde los datos favorables de los años anteriores, no llega ni a los cuarenta puntos sobre cien y cae en la categoría de “grave” fuga de cerebros, con una tasa de incidencia de casi tres jóvenes “fugados” al extranjero por cada millar. Aprueban todas las demás comunidades autónomas, aunque por escaso margen en el caso de la Ciudad Autónoma de Ceuta (con 55,94 puntos y una incidencia que supera ligeramente los dos jóvenes emigrados por millar). Las cinco comunidades que reciben la mejor nota, “levísima” fuga de cerebros, son Canarias, Extremadura, Madrid, Navarra y Galicia, al obtener todas ellas más de ochenta puntos en la escala de cero a cien, lo que indica unas tasas de incidencia de la fuga de cerebros inferiores al ratio de un joven por millar.

La fuga de cerebros es un fenómeno políedrico que se relaciona con la calidad de las enseñanzas media y superior, con la rigidez del mercado de trabajo e incluso con las trabas corporativistas al ejercicio de algunas profesiones colegiadas. La emigración de jóvenes altamente preparados es motivo recurrente de debate en España, país que cuenta con un importante contingente de jóvenes desplazados a otros países de la Unión Europea o incluso a los Estados Unidos por insatisfacción con las oportunidades laborales, docentes o de investigación.

Juan Pina, coautor del estudio y secretario general de la fundación editora del mismo, señala que “la fuga de cerebros indica disfunciones profundas enel itinerario vital que la sociedad española ofrece a sus jóvenes, y resulta significativo que todas las comunidades autónomas padezcan fuga de cerebros, aunque sólo en unas pocas la situación es realmente alarmante”. El estudio pone el acento en los casos melillense, valenciano y aragonés, reclama mayores competencias en la materia para las comunidades autónomas y un nuevo enfoque de las políticas de fomento del retorno, vinculadas a medidas que faciliten la contratación y también el autoempleo juvenil, en el país con mayor desempleo de Europa en ese segmento de la población.

Informe integro en PDF: https://fundalib.org/estudios/

Deja un comentario

Atlas Network Partner

Tratamiento de Datos
Aviso Legal

Términos de la tienda
Política de reembolso
Política de envío

Ganadores de:

Liberty Award Europe 2020
Think Tank Shark Tank Worlwide Competition 2020
European Resource Bank Dragon's Den 2019

Si continúas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. / If you keep surfing this web site, you accept the use of cookies. Más información

Acepta o rechaza el uso de cookies

Cerrar